Divertido y Delicioso

Un blog de recetas de comida casera, deliciosas y económicas

Gulas con nidos de espinacas y manto de queso.

La receta de esta semana, se basa en el aprovechamiento. Cuando compras gulas de oferta, cuando tienes siempre trozos de varios quesos que no sabes lo que hacer con ellos, y pasta que siempre tienes; puedes hacer una combinación curiosa y muy sabrosa.

En ningún momento la pasta pierde ni su sabor ni su esencia, todo combina genial.  Siempre hay que hacer pruebas en la cocina, pensando que es lo que vas coger para realizar la recetas, siempre se comenten errores, pero para eso estamos también, nadie es perfecto y es lo bonito de la cocina.

Y ahora, si te atreves a seguir leyendo, ponte el delantal que empezamos.

 

Ingredientes por persona:

  • 3 o 4 nidos de espinacas.
  • 1/2 paquete de gulas.
  • 1/6  de cebolla a cuadrados.
  • Quesos varios al gusto.
  • 1/4 de pimiento rojo, a cuadrados.
  • Setas variadas.
  • Cayena.
  • Sal
  • Aceite de oliva.
  • Orégano.

Pasos de Elaboración:

Paso 1.

Corta la cebolla y el pimiento a cuadrados pequeños, seguidamente pon una sartén al fuego con unas gotas de aceite de oliva. Sofríe a fuego lento para que vaya pochando poco a poco la verdura, cuando veas que ya esta pochado, incorpora las setas, y cuando ya lo tengas todo en su punto, reserva.

Paso 2.

Pon a calentar en una sopera agua con una pizca de sal, cuando empiece a hervir, hecha los nidos de espinacas, (Déjalos cocer según lo que te indique el paquete, puesto que todas las pastas no tienen el mismo tiempo de cocción.)

Paso 3.

Cuando veas que la pasta esta en el punto de tu gusto, sácala del fuego y corta la cocción con agua fría; y reserva.

Paso 4.

Coje la verdura que habías reservado antes, y ponla de nuevo al fuego suave, cuando veas que ha cogido calor, incorpora las gulas y la cayena, remueve para que coja todo calor y sabor. Seguidamente, echa la pasta para darle unos movimientos con las verduras y que todos los sabores se vayan mezclando. Es cuestión de un par de minutos, no más.

Paso 5.

Coje un plato plano y coloca en el medio la pasta con las verduras, y alrededor con un rallador ve rallando los quesos que más te gusten. Y espolvorea un poco de orégano.

Y listo para ser servido.

 

Espero que os haya gustado la combinación de sabores, y que os atreváis con cosas nuevas.

Hasta la próxima semana.

 

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: