Raviolis fritos con salsa agridulce

Ya van muchas semanas de confinamiento, y esta semana he realizado la masa de los raviolis en casa. La receta de esta semana es raviolis fritos con salsa agridulce.
Hace ya unos años le regalé a mi pareja la máquina para hacer pasta, y la verdad que queda genial. Si tenéis niños, os lo pasareis genial, ya que es una manera de hacer cosas con los peques muy educativo.
La salsa agridulce la realice, pero fue un fracaso, no acerté en coger una receta de Internet. Así que opte por utilizar la de bote comprada en una tienda china ( que hay que reconocer que esta estupenda).
Así que si quieres saber cómo hacer raviolis fritos con salsa agridulce, ponte el delantal y a cocinar:

Detalles

Comensales

4 personas

Tiempo de preparación

2 horas aproximadamente

Tiempo de cocinado
40 minutos


Ingredientes

  • Para la masa de los raviolis:

  • 250 grs de harina de trigo

  • Agua templada

  • Aceite de oliva

  • 1 huevo

  • Sal

  • Para el relleno:

  • Queso ( yo elegí uno curado)

  • Setas (trompetas de la muerte)

  • Beicon a taquitos pequeños

  • Aceite de oliva (para sofreír)

  • Salsa agridulce

Elaboración

  • Lo primero de todo es hacer la masa para los raviolis. Puedes hacerlo a mano o a máquina. (Yo en este caso lo realice a mano). Pon a hidratar las trompetas de la muerte.
    Pon la harina sobre una superficie limpia, haz un hueco en el medio y echa el huevo. Echa un chorrito de aceite de oliva, agua templada, sal y amasa. Deja reposar aproximadamente una hora. Tapa con un trapo limpio la masa.
  • Después de una hora de reposo de la masa, estírala. Puedes hacerlo con un rodillo o con algún utensilio que tengas para estirar. ( Puedes utilizar una botella lisa que tengas por casa).
    En este caso yo utilice una máquina para hacer pasta fresca.(La he rescatado, hacia mucho tiempo que no lo utilizaba). Sino tienes esta máquina, tienes que estirarla mucho y dejarla muy fina. (Opcionalmente hay un accesorio para hacer estos raviolis, para esta máquina, en este caso yo no tengo aún esta adaptación).
    Sino con un rodillo y hacerlo manualmente .
  • Una vez que tengas los raviolis ya cortados y con forma, ponte con el relleno.
    En una sartén pon una cuchara sopera de aceite de oliva, mientras se calienta corta las setas a tiras muy finas y el beicon a tacos pequeños. Sofríe hasta que el beicon esté dorado. Retira para dejar templado el relleno. Mientras se templa el relleno, corta el queso a taquitos pequeños.
  • Ya con el relleno templado, coloca una base de raviolis, echa un poco de relleno en el medio y coloca encima. Cierra presionando todos los bordes, puedes ayudarte de un tenedor y hacerle forma.
  • Pon una sartén con aceite de oliva, cuando esté caliente, echa con cuidado cada uno de los raviolis, el fuego tiene que estar a medio. (No queremos que se nos quemen).
  • Para emplatar, pon los raviolis en un plato plano y la salsa agridulce a parte. Puedes utilizar cualquier otra salsa.

Espero que os haya gustado la propuesta de esta semana, y nos vemos la semana que viene con otra rica receta.

Deja un comentario