Divertido y Delicioso

Un blog de recetas de comida casera, deliciosas y económicas

Troncos de calabacin rellenos de arroz salvaje y queso.

Esta receta, frente a las ya expuestas en otros posts, puede ser algo más compleja o laboriosa, pero el resultado final es ideal para las personas que se inclinan por dietas vegetarianas o pseudo-vegetarianas (si eres vegetariano, omite el queso). Aunque me costó realizar la receta un tiempo, al final queda un plato delicioso e ideal para cocinar en ocasiones especiales. ¡Comenzamos!.

Ingredientes para 2 personas:

– 2 Calabacines.
– 4 quesitos “El Caserio”
– 4 cucharas soperas de arroz salvaje.
– Agua.
– Sal.
– Perejil.
– Tomillo.
– Romero.
– Aceite de oliva.

Para decorar:

– Lechuga en juliana.
– 4 ruedas de tomate.
– Maíz.
– Cebolla a dados.

Pasos para la elaboración:

Paso 1.

Cuece los calabacines en agua con sal. Previamente cortar las puntas y partelo por la mitad, para así hacer una mejor extracción de la pulpa de éstos. Cocina a fuego medio durante unos 15 minutos. Saca del agua los calabacines para que se enfríen y procede a retirar la pulpa del calabacin, y reserva por un lado los troncos de calabacin y por otro la pulpa.

Paso 2.

Cuece en otro cazo agua con sal, el arroz salvaje junto con las hierbas aromáticas (perejil, tomillo, romero), en este caso el tiempo de cocción será de 25 minutos. Una vez pasado ese tiempo, retíralo del fuego y directamente lo pásalo por debajo del grifo con mucha agua fría para que se corte la cocción y quede al dente. Reservamos.

Paso 3.

En una sartén, añade unas gotas de aceite de oliva, echa la pulpa del calabacin y el arroz para que vaya cogiendo algo de calor a fuego medio. Cuando haya cogido temperatura añade los quesitos para que vaya ligando la mezcla hasta conseguir una mezcla homogénea. Luego retíralo del fuego.

Paso 4.

Coge los troncos que previamente has reservado, colócalos de pie sobre un plato plano y ve introduciendo la mezcla del arroz con el queso y la pulpa dentro del calabacin.

Paso 5.

Para decorar, se ha optado en este caso por unas ruedas de tomate, una lechuga en juliana, cebolla cortada en dados pequeños y maíz.
Con esta decoración conseguirás que el plato tenga mucho más color, sea vistoso y atractivo.

Espero que os haya gustado. Esta receta se la dedico todos aquellos amantes de las verduras y hortalizas.

Os espero la semana que viene con otra receta divertida y deliciosa.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: