Divertido y Delicioso

Un blog de recetas de comida casera, deliciosas y económicas

Pelotillas de bacalao.

Esta semana, aprovechando que estaba el bacalao muy bien de precio, opte por comprar dos unidades y ver que podía hacer con tanto bacalao. Entre otras cosas, baraje estas pelolillas, bacalao en fritada, y ensalada con bacalao.
Todas estas recetas, os las iré poniendo a lo largo de esta temporada.

Y ahora manos a la masa!!!!!!!

Ingredientes para unas 33 pelotillas:

– 600 gr. de bacalao fresco.
– 1 cebolla grande, muy picadita.
– Harina.
– 1 cuchara postre de nuez moscada.
– Leche
– Aceite de Oliva.
– Sal

Pasos de Elaboración:

Paso 1.

Pon en una sartén amplia las 6 cucharas soperas de aceite de oliva.
Mientras tanto, pica las cebollas y pochala cuando el aceite este bien caliente, luego baja el fuego para conseguir que la cebolla no se nota en la pelotilla.

Paso 2.

En una taza grande pon a calentar la leche al microondas, a la máxima potencia durante unos 3 minutos, una vez que termine, echa la cuchara de postre de nuez moscada recién raspada y tápalo durante aproximadamente unos 10 minutos.

Paso 3.

Cuando ya tengas la cebolla pochada, échale el bacalao en lascas, remueve bien hasta que quede todo homogéneo, pero con cuidado para que no se nos rompan todas las lascas, y échale una pizca de sal.

Paso 4.

Ve echando la harina de poco en poco para que se tueste con la mezcla anterior, sin dejar de remover, una vez que ya hayas incorporado toda la harina, coge un cazo y ve echando de poco a poco la leche que ya previamente has infusionado con la nuez moscada.
Remueve lentamente, para que la leche vaya absorbiendo la harina y todos los ingredientes, verás que al cabo de los 10 minutos, ya tienes la masa de croquetas echa.

Paso 5.

Déjala enfriar a temperatura ambiente y luego mete en el frigorífico durante unas 24 horas.
La masa te quedará lista para poder manipular y poder realizar la forma de tus croquetas como más te guste.

Paso 6.

         Para empanar:

En un plato rompe los huevos, bátelos y reserva.
En otro plato prepara pan rayado y reserva.

Con cada croqueta que has preparado pásala primero por huevo y luego por pan rayado, y reserva. Las croquetas que no te vayas a comer se pueden congelar, muy importante tiene que estar frío para que no hay ningún cambio de temperatura brusco.

         Para freír:

En una sartén caliente echa abundante aceite, cuando este caliente ve echando las croquetas que se vayan a comer.

No me digas que no te has quedado con las ganas de probarlas …….

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: