Divertido y Delicioso

Un blog de recetas de comida casera, deliciosas y económicas

Croquetas de Boletus.

La receta de hoy, es una de mis mejores croquetas que he realizado en todo este tiempo. Su sabor intenso a boletus, le  da un toque muy sensual. Su cremosidad, su textura…..
El toque de sal trufada, también se da su toque de sabor, y en armonía con el boletus, es una explosión de sabor.
Esta receta se la dedico a un amigo especial, que también es un gran fan de mis croquetas, que ahora esta pasando por unos malos momentos, a ver si con esta receta, se anima y se mejora.

Si te has quedado con las ganas de probarlas, sigue leyendo…..

 

Ingredientes para 20 croquetas:

– 1 Kg. de Boletus.
– 1 cebolla grande.
– Leche desnatada.
– 4 cucharas de nata liquida para cocinar.
– Sal
– Aceite oliva.
– Nuez moscada
– Harina
– Sal trufada.

Para empanar:

– 2 Huevos frescos.
– Pan rallado con perejil picado.

Pasos de Elaboración:

Paso 1.

En una sartén echa unas 6 cucharas soperas de aceite de oliva, mientras tanto, pica las cebollas en trocitos muy pequeños, y pon a freír la cebolla a fuego muy suave. ( Durante unos 20 minutos).

Paso 2.

Corta en trozos muy pequeños los boletus y echa un poco de sal trufada. Y reserva.

Paso 3.

Cuando ya tengas la cebolla pochada, échale el picado de los boletus que anteriormente has troceado. Remueve bien hasta que quede todo homogéneo.
Pon a calentar en un cazo la leche con la nuez moscada recién molida, hazlo a una fuerza baja.

Paso 4.

Ve echando la harina tamizada de poco en poco para que se tueste con la mezcla anterior, sin dejar de remover, una vez que ya hayas incorporado toda la harina, coge un cazo y ve echando de poco a poco la leche, remueve lentamente, para que la leche vaya absorbiendo la harina y todos los ingredientes, cuando hayas terminado con la leche echa un brick de nata liquida, y ve removiendo hasta que consigas la consistencia homogénea de la masa de las croquetas. verás que al cabo de los 10 a 12  minutos, ya tienes la masa de croquetas echa.

Paso 5.

Déjala enfriar a temperatura ambiente y luego mete en el frigorífico durante unas 4 horas.
La masa te quedará lista para poder manipular y poder realizar la forma de tus croquetas como más te guste.

Paso 6.

         Para empanar:

En un plato rompe los huevos, bátelos y reserva.
En otro plato prepara pan rayado y reserva.

Con cada croqueta que has preparado pásala primero por huevo y luego por pan rayado, y reserva. Las croquetas que no te vayas a comer se pueden congelar, muy importante tiene que estar frío para que no hay ningún cambio de temperatura brusco.

         Para freír:

En una sartén caliente echa abundante aceite, cuando este caliente ve echando las croquetas que se vayan a comer.

Si las probáis, luego no podréis para de comerlas. Espero que os haya gustado y os animéis a hacerlas, y sobre todo a comerlas.

 

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: