Divertido y Delicioso

Un blog de recetas de comida casera, deliciosas y económicas

Bollos de leche, al estilo Pili.

Para un desayuno lleno de energía, nada como unos buenos y ricos bollos de leche. Yo soy más partidaria de realizar la repostería en casa, sabes los ingredientes que te vas a comer. (Con esto no quiero decir que la repostería que sacan en el mercado sea mala, pero hay muchas cosas que no son muy beneficiosas para nuestro organismo.)

Esta receta, me la paso mi madre, que también es una muy buena repostera, y como a mí, nos gusta meternos y experimentar recetas nuevas o que nunca hemos realizado. Reconozco que le salieron estupendamente y muy suaves para tomarlos con le desayuno o entre horas.

Y ahora si os animáis, nos ponemos manos a la masa!!!

 

Ingredientes para 10 a 15 bollos:

  • 600 grs de harina de fuerza.
  • 60 grs de levadura de panadería.
  • 250 ml e leche
  • 10 grs de azúcar.
  • 1 pizca de sal.
  •  1 huevo.

Pasos de Elaboración:

Paso 1.

Echa en un bol amplio la leche, la levadura y 200 gramos de harina, mezcla bien hasta que te quede una masa homogénea. Deja reposar la mezcla hasta que duplique su volumen.

Paso  2.

Cuando veamos que haya duplicado de volumen seguimos añadiendo más ingredientes. En este caso añadimos el resto de harina de fuerza ( 400 grs), seguimos amasando, incorporamos el azúcar y la pizca de sal. Tendremos que amasar, hasta que nos quede una masa consistente y homogénea. Deja reposar de nuevo la masa hasta que vuelva a duplicar su volumen.

Paso 3.

Pre- calienta el horno a 200 ºC.

Paso 4.

En un plato batiremos el huevo, y lo reservamos para pintar nuestro bollos.

Ve haciendo pequeña bolas alargadas de masa, en forma de bollo, y colócalas en una placa de horno ( podemos poner el fondo de la placa papel vegetal).

Una vez que las tengas, ve pintando cada una de ella con un pincel. (Con esto conseguirás que se queden morenitos).

Paso 5.

Mete la bandeja en el horno, baja el horno a 180º C y deja los bolos 15 minutos.

Una vez que estén, sácalos a una rejilla para que se enfríen.

Y listos para ser tomados en buena compañía y acompañándolo como tu prefieras.

 

Espero que os hay gustado. Hasta la próxima receta.

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: